El mar embravecido en el que navego.

 


El amor puede sentirse de muchas maneras.

Será un huracán desbordado o una calma infinita según el sendero sinuoso que elijas para obtenerlo.

Yo ansio tu alma.

He aprendido a observarte. Pacientemente esperaré que tal vez algún día puedas verme.

En un universo poblado de estrellas, yo solo anhelo tu desbibujada sonrisa, que me espia entre sombras y olvidos, entre distancias que apuntan como flechas certeras a un corazón que ha decidido esperarte.

Desde que vi tu luz, ya no existe en mi cielo otra estrella,no me encandila el resplandor de nadie más.

Te ví y mi alma vibró entre tus palabras blancas.

Elejí tus ojos para reflejarme y tus pupilas como puerto seguro, lugar donde quiero dormirme alguna noche estrellada.

Tejeré sueños mientras te espero.

Guardaré suspiros, amor y tendré esperanza.

Aquietaré mis manos: ellas esperan temblorosas rozar tu epitelio.

Calmaré mi boca que aguardará ansiosa besar cada centimetro de tu preciosa aura.

No intentes persuadirme con palabras vacias, con silencios oscuros ni con la malvada distancia.

Por que desde que mi espiritu te presintió, estás impregnado en mi alma.

                                             Sil 🌹

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te imagino.

Eclipse de almas.