Invisible.


 Me abrazo. 

Me protejo de todo aquello que me lastima. 

Disfruto de las pequeñas cosas que me regala la cotidianeidad, y en ellas encuentro el norte para seguir. 

Mi alma enamorada sufre los embates del desamor, de su inobservancia. 

Invisible, transparente, empapada de mis propias lágrimas, demostrándole al mundo y su egoista sociedad que soy autosuficiente. 

Imperceptible batalla diaria contra la soledad y el silencio. 

Alguna vez , en medio de grandes desazones, a alguien le conteste que era como un payaso: me pintaba la cara y salía a escena. Y asi día a día, mes a mes, año a año. 

En medio de toda esta vorágine intespestuosa, mi memoria actúa como un cálido remanso, ofreciéndome momentos pasados de felicidad. 

Su piel de nácar, sus suaves manos y su calor  son el "único recuerdo" donde mi espíritu se siente feliz. 

Entonces te vuelvo a vivenciar.

Imponente y vivido recuerdo que completa todos mis espacios. 

Si lo supieras Amor,  si lo supieras...

Cada noche me abrazo a tu imagen. Entonces llega la paz, la calma. 

Como me gustaría no serte tan invisible. 

                                                    Sil D.F  🌹 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Te imagino.

Eclipse de almas.

El mar embravecido en el que navego.